Noticias

Un viaje interminable para recorrer parte del mundo vinícola de la mano de Pedro Olivares y sus vinos BIO.


VENDIMIA EN JAÉN

 

Sierra de Segura. Jaén

Acabamos de cortar ya todo los racimos de esta campaña 2015.

vendimiaenjaen_vinosbiopedroolivares

Una añada complicada que empezó muy bien con una primavera tardía y fresca, pero que se complicó por los excesos térmicos en el mes de julio, la ola de calor. Parecía más un adiós a la cosecha de este año.

Hemos podido luchar contra estas altas temperaturas con la herramienta del riego por goteo,  procedente del manantial de agua que nace en nuestra finca. A ello unimos  también   algún que otro pase del preparado de manzanilla. Así  pudimos convencer a la planta de que llegara a su final del ciclo y consiguiera una buena maduración, que para los enólogos, se denomina  industrial, aunque por mi parte rehúyo de esta expresión tan tecnológica.

Gracias a las lluvias y a la tregua del calor a finales  de agosto y principio de septiembre, el viñedo supo reponerse y seguir trabajando en pro de mis vinos BIO.

La sanidad ha sido excepcional, aunque tuvimos algún episodio de oídio, sobre todo en el Monastrell y Jaén Negro, pudimos controlarlo con un poco de azufre y algunos pases de espliego, salvia y cola de  caballo.  Una poda en verde, con ligera defoliación para incrementar la aireación,  solventó perfectamente este episodio que el calor,  + 40 ºC,  terminó de erradicar.

Ahora en vendimia hemos tenido plantas casi defoliadas en su totalidad, pero con los racimos del todo sanos y pletóricos. Así es la agricultura BIO.

vendimiaraquel_vinosbiopedroolivares

La vendimia, la comenzamos la primera semana de septiembre con la uva Jaén Negro,  un grano muy pequeño y suelto, unido ya a algunas plantas con una ligera sobre maduración, nos hizo tomar la decisión de comenzar a cortar los racimos. El grano perfecto, muy sápido, con buena acidez. Algo  difícil este año como comentábamos antes.

A mediados de mes dimos buena cuenta de la Molinera, este año un poco escasa en cuanto a producción, pero increíble en su personal expresividad.

El  21 de septiembre fuimos a por el Syrah, brutal, perfecto, en su punto.

 

Seguimos con Nebbiolo, necesitaba un semana más, pero la acidez espectacular y el punto de fruta era tan rico que aposté por llevarla a bodega. No fue una decisión desacertada, la vinificación hay que hacerla de forma muy peculiar, pero excelente.

Hoy día 27 S¡ , Monastrell y  Petit Verdot. La idea era llegar al plenilunio y al eclipse de la superluna, pero las lluvias que se aproximan y el aspecto de la masa foliar, ya un poco agotada, nos ha hecho tomar la decisión de cortar el resto de racimos que nos quedaban en la parcela. Mucha emoción, porque estaban preciosos, pero más todavía cuando los hemos recepcionado en la bodega.

pedroolivares_vinosbio

Como siempre todo el proceso es manual, casi hablando con los racimos, y acompañándolos hacia los pequeños depósitos para que muestren todo su potencial.

Estamos  en Bodega.

Muchísimas gracias a este viñedo que sin plebiscito, ha sabido ser independiente.

Viva el Vino!!!

About admin

  •